Roscón de Reyes y Feliz Año Nuevo!

Roscon1

Antes que nada quería desearos un Feliz Año Nuevo. Espero que hayais salido del viejo año de la mejor manera y os deseo un nuevo año lleno de deseos y prosperidad.

Así que ya hemos estrenado 2014. Se acerca el día de Reyes, y con ello la deliciosa tradición de comer Roscón de Reyes. Yo llevo varios años haciéndolos caseros y no lo cambio por nada. Dije por el facebook que hace dos días colgaría la Receta, pero entre una cosa y otra, al final me he retrasado, otra vez. Pero aquí la teneis. Como se puede leer por ahí, un roscón comprado no es ni de lejos la mitad de bueno que los que podamos hacer en casa. Además nos da la oportunidad de personalizarlo y quitar aquello que no nos gusta o añadir lo que sí. Aún teneis unos días para practicar, aunque si seguís el paso a paso, seguro que os sale a la primera!

Metamos las Manos en la Masa. No es difícil disfrutar de un Roscón Casero, pero si un poco entretenido, así que paciencia.

Ingredientes:

Masa madre

  • 70 gr. de leche
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 130 gr. de harina de fuerza

Masa

  • 120 gr. de azúcar
  • Ralladura de un limón y una naranja
  • 60 gr. de leche
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 550 gr. de harina
  • Una pizca de sal
  • 1 taponcito de aroma de azahar
  • Zumo de media naranja
  • 2 cucharadas de ron añejo
  • 2 huevos grandes y 1 yema
  • 80 gr. de mantequilla

Decoración

  • Un huevo batido
  • Azúcar
  • Almedras

Elaboración:

Masa Madre

1. Calentamos la leche para que quede tibia y deshacemos en ella la levadura.

2. Mezclamos la harina con el azúcar y le añadimos la leche con la levadura. Amasamos bien hasta integrar todo y formamos una bola.

3. Metemos la bola en un bol con agua templada. Cuando flote, estará lista para usar. Esto suele tardar unos 15 o 20 minutos.

Masa

1. Ponemos las ralladuras en el azúcar y lo dejamos hasta que lo utilicemos.

RosconAzucar

2. Entibiamos la leche y disolvemos la levadudra fresca en ella.

3. En un bol echamos 500 gr. de harina. Hacemos un volcán en el centro y poco a poco vamos añadiendo el resto de ingredientes: el azúcar con las ralladuras, la leche con levadura, el zumo, el ron, el aroma de azahar, la sal, los huevos ligeramente batidos y por supuesto la masa madre, amasando de fuera hacia dentro.

5. Por último añadimos la mantequilla a punto de pomada. Para ello lo metemos unos 12 segundos en el microondas. Lo justo para ablandar la mantequilla pero sin derretirla. Cuando sacamos, removemos con un tenedor hasta dejarlo en el punto.

RoconMantequilla

6. Amasamos todo con fuerza (siempre de fuera a dentro) hasta que quede una masa que podamos volcar sobre la mesa que iremos espolvoreando con los restantes 50 gr. de harina que nos habían quedado.

7. Sobre la mesa seguimos amasando con fuerza hasta que notemos que la masa va adquiriendo elasticidad. Si vemos que la masa está muy blanda, añadimos un pelín más de harina poco a poco, aunque hay que tener en cuenta que esta es una masa pegajosilla, pero que no se pega. No sé si me explico jejejeje.

8. Esta masa la metemos en un bol que previamete hemos huntado con mantequilla o aceite de girasol y la tapamos con un papel film o con un paño húmedo para que fermente hasta que duplique o triplique su tamaño. La rapidez del levado depende en gran medida de la temperatura ambiente. A mí me suele tardar unas dos horas. Mi casa está a 21º y lo dejo levar cerca de un radiador.

RosconLevado

9. Una vez haya aumentado su tamaño, lo sacamos del bol y amasamos brevemente. No hay que pasarse, lo justo para desgasar.

10. Dividimos la masa en dos bolas (o tres, o ninguna, depende del tamaño del roscón que queramos) y dejamos reposar unos minutos. Pasado este tiempo introducimos los dedos en el centro de la bola y vamos dando forma de Roscón. Hay que hacer el agujero bien grande.

11. Colocamos el Roscón de Reyes en la bandeja del horno. Si vamos a poner sorpresa, este es el momento de esconderlo en el Roscón introduciéndolo en la masa por abajo. Nuevamente dejamos que fermente hasta doblar su tamaño. Suele tardar una o dos horas más.

Decoración.

1. Una vez hecha la segunda fermentación, pintamos el Roscón con el huevo batido. Esta operación es delicada y hay que hacerlo con cuidado pues si pinchamos el Roscón o hacemos algún movimiento demasiado brusco podemos provocar una fuga de gas en el rosco y se nos desinflaría. Yo por eso uso una brocha de silicona. Es practicamente imposible pinchar con ello.

2. Humedecemos el azúcar con unas gotitas de agua y lo ponemos sobre el roscón a pegotones. Yo como no uso fruta escarchada suelo poner el azúcar de colores para darle una nota de color al Roscón.

3. Espolvoreamos con las almedras por encima.

Precalentamos el horno a 200ºC unos 10 minutos. Bajamos a 180º y metemos el Roscón durante 20 minutos.

Ya solo queda dejarlo enfriar, rellenarlo si se quiere y zampárselo. Cuidadín que es adictivo eh. En el rato que llevo escribiendo esta entrada me he comido medio Roscón con nata yo solita, jejejeje.

RosconR

 

*NOTAS:

  • Con estas cantidades salen dos Roscones de unos 650 gramos. Para rellenar con nata uso un brick de medio litro para cada Roscón.
  • Estos Roscones al ser casero y no llevar ningún conservante hay que comerlo cuanto antes. Aún así, se mantiene bueno al menos dos días, y si lo rellenamos aún más. Yo prefiero hacerlo para comerlo recién hecho, pero aún así, está bueno por lo menos para dos días. Yo lo conservo envuelto muy bien en papel film fuera de la nevera. Si va relleno, lo hago a última hora para evitar la nevera.
  • Se puede hacer la receta de una vez, sin usar masa madre (añadimos los ingredientes con el resto de la masa general), pero la masa madre le aporta sabor y textura al Roscón Final.
  • La harina tiene que ser de fuerza. No vale harina normal o de repostería.
  • La levadura tiene que ser fresca o en polvo pero de panadería. Si usais ésta última, la equivalencia es un tercio de las cantidades indicadas. La típica en polvo que usamos para los bizochoc no sirven.
  • La levadura cuando mejor funciona es con temperaturas entre los 20 y los 40º. Por debajo, su función se ralentiza y por encima de los 50º muere. Por eso hay que tener cuidado con la temperatura de la leche cuando disolvemos la levadura y es mejor trabajar en un ambiente calentito.
  • No hay que pasarse añadiendo harina, ni con el horneado. Esto hará que nos queden unos Roscones más duros.
  • Yo le pongo poco o nada aroma de azahar ya que en casa no gusta, pero podeis ponerlo al gusto. También son prescindibles el ron y el zumo de naranja, aunque para mí son fundamentales.

Espero que os animeis y me conteis!

Besos,

Tania

Cómo hacer Casita de Jengibre Paso a Paso

Ya llega de nuevo la Navidad. Hoy es festivo en España, y siempre aprovecho este puente para decorar la casa, aunque este año miedo me da poner el árbol con la bichilla dando vueltas por la casa y cogiendo todo lo que no debe!

Una de las decoraciones que he preparado para poner en casa es esta Casita de Jengibre. Aunque los panes de Jengibre llevan en Europa desde el siglo X, se cree que la “moda” de las Casitas de Jengibre no se instaló hasta finales del siglo XIX, cuando los hermanos Grimm publicaron su famoso “Hansel y Gretel”. Y hoy es toda una tradición navideña que formen parte de la decoración. En la ciudad de Bergen, en Noruega, todos los años construyen la mayor ciudad de Casitas de Jengibre. Pinchando aquí podeis echar un vistazo.

Me lo he pasado en grande haciéndola, así que he hecho un paso a paso para que disfruteis en este puente o en las vacaciones de Navidad que están por llegar para entreteneros un rato, especialmente si hay niños en la casa, ya que a ellos les suele encantar ayudar.

¿Qué necesitamos?

  • Galletas de Jengibre. Esta es la receta que yo utilizo.
  • Una plantilla. Yo he preparado unos cuantos que os podeis descargar aquí: Plantillas Gingerbread House, aunque en la web hay muchísimas.
  • Glasa. Yo he usado esta receta de Glasa con Polvo de Merengue. También tengo esta otra receta con Huevo, pero podeis usar la que más os guste.
  • Imaginación, paciencia y muchas ganas de pasarlo bien.

Hornear las galletas.

1. Imprimimos y recortamos la plantilla que hayamos elegido. Necesitamos dos paredes, dos frontales y dos tejados.

2. Enharinamos la mesa de trabajo y estiramos la masa que previamente hemos preparado y reposado en la nevera.

3. Colocamos los recortes encima. Con un cuchillo o una esteca recortamos las formas y con mucho cuidado las colocamos sobre la rejilla. Si quereis podeis recortar en la galleta puerta y ventanas, aunque yo he elegido no hacerlo.

4. Tras hornear, dejamos que las galletas enfríen completamente antes de decorar. Cuidado con moverlas antes ya que calientes se rompen con facilidad.

5. Si estuvieran muy deformadas, cosa que nos puede pasar por un amasado excesivo, siempre podemos recortar con un cuchillo de sierra con mucho cuidad para devolver la forma. Los pequeños desperfectos se disimularán con la Glasa.

Decorar la Casita de Jengibre.

Mucha gente decora la Casita de Jengibre una vez montada, pero yo prefiero decorar el grueso antes del montaje y ya luego sólo darle algún toque.

Por supuesto la decoración es totalmente personalizada, pero os voy a mostrar cómo la he decorado yo. Se puede usar glasa de colores, caramelos, lacasitos, practicamente cualquier cosa comestible. Yo he optado por una decoración bicolor usando glasa blanca y estos sprinkles de color azul.

1.Tejado

Empiezo decorando los tejados. En mi diseño es donde lleva el grueso de la Glasa, por lo que necesitará  más tiempo de secado y por eso empiezo por aquí.

Para simular las tejas nevadas he usado la técnica que veis en las fotos.

Empezamos poniendo una fila de pegotes de Glasa. En esta ocasión no he usado ninguna boquilla. Simplemente he recortado la punta de una manga pastelera. Yo las uso de usar y tirar, pero si las teneis de las duraderas, con el agujero de la manga es suficiente.

Con una pequeña espátula presionamos la Glasa y arrastramos hacia arriba en cada pegote.

Ponemos una segunda fila de Glasa intercalando con la anterior. Quiero decir que la Glasa no va en paralelo con la fila anterior, sino que lo colocamos entre dos “tejas”, como podemos apreciar en la foto.

Repetimos esta operación una y otra vez hasta llenar el tejado de tejas.

Es importante que los puntos de glasa no sean demasiado gruesos, ya que esto aumentaría mucho el peso del tejado y facilitaría la rotura de la galleta.

Una vez tenemos ambas partes del tejado decoradas, las dejamos secar y empezamos a decorar los frontales y las paredes de la Casita. Cuando hayamos terminado toda la demás decoración, el tejado seguramente esté ya seco.

2. Frontales.

Primero he colocado una estrella en la parte alta del frontal. Alrededor he hecho una corona con una boquilla de estrella y la he rociado con bolitas.

Como no había recortado la puerta de la galleta, la he marcado para no desviarme con la glasa. Aunque esto debería hacerse con un rotulador comestible, yo he usado un lápiz. También he marcado las decoraciones que le iba a hacer.

Con la misma boquilla de estrella que he usado para la corona, he marcado y rellenado la puerta. El borde de la puerta lo he resaltado con mas sprinkles.

Con una boquilla redonda (concretamente nº1) he marcado los ornamentos.

En la parte trasera de la casita he hecho lo mismo, pero en vez de puerta he colocado alguna estrella más.

3. Paredes.

Las paredes laterales las he dejado bastante sobrias. He marcado las ventanas con lápiz al igual que hice con la puerta. Seguidamente he marcado con glasa tal y como veis en las fotos.

Aunque en esta foto no se vea, para darle un poco de color he puesto los mismos Sprinkles que en la puerta en la parte baja de la ventana.

Montar la Casita de Jengibre.

Montaje Casita de Jengibre

1. Ponemos Glasa en la parte inferior del frontal y lo colocamos sobre el plato que vayamos a usar de soporte. Lo aguantamos unos segundos hasta que veamos que se sotiene solo. Cuanto más dura hayamos hecho la glasa, antes secará. Esta primera pieza será la más vulnerable ya que sólo se apoya sobre la parte inferior. Por eso mientras no le pongamos alguna pared, he colocado una cajita para que le haga de apoyo.

2. Cojemos una de las paredes y aplicamos Glasa en el lateral que vaya apoyado sobre el frontal y en la parte inferior. Lo colocamos en su sitio y repetimos como en el paso anterior: esperamos hasta que se mantenga antes de soltar. En este caso he esperado un poco más, pues al estar la pared inclinada es más fácil que se desplace. Repetimos la operación con la pared opuesta.

3. Ponemos Glasa en los extremos libres de las paredes (donde irá apoyada la pared trasera) y el la parte inferior de la pared trasera y la colocamos. Aguantamos unos segundos antes de soltar.

4. Una vez colocadas las cuatro paredes ponemos Glasa de refuerzo por la parte interior. Hacemos lo mismo por la parte exterior teniendo en cuenta que será visible y nos servirá para tapar las juntas. Por eso podemos aprovechar para aplicar la glasa de forma bonita: en forma de estrella o caracol.

5. Mientras vamos formando la chimenea igual pegando sus partes con Glasa.

6. Cuando esté seco podemos colocar el tejado. Para ello ponemos Glasa por todo el perímetro de la casa que estará en contacto con el tejado y colocamos primero un lado y luego el otro, aguantando unos segundos a que seque.

Ya tenemos nuestra Casa de Jengibre montada!

Decoraciones finales.

Una vez que nuestra casita está lista, ya podemos terminar de decorar si lo consideramos necesario. Yo he puesto Glasa y Sprinkles en la junta del tejado, he puesto nieve cubriendo la chimenea y cayendo de la casita y he decorado un poco el alrededor de la casa con nieve y un arbolito.

Y ya tenemos nuestra Casita de Jengibre lista! La verdad es que me he divertido muchísimo haciéndola y espero que vosotros también lo disfruteis! Si os animais, me gustaría ver alguna de vuestras casitas.

Un beso!

Tania

Receta de Glasa con Huevo

Hola!!!

La receta para esta Glasa es muy cómoda porque los ingredientes son muy fáciles de localizar. Esta es la primera receta de Glasa que yo usé y la que suelo usar normalmente, aunque existen infinidad de ellas. También se le denomina Glasé, Glasa Real o Royal Icing, que aunque es su nombre en inglés en España también se utiliza cada vez más.

Hay que coger el punto al batido y sobretodo recomiendo usar claras de huevo ya pasteurizadas para evitar enfermedades y sustos. Pero es muy facilita. Espero que os sirva.

Ingredientes:

  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 400 gr. de azúcar

Elaboración:

1. Ponemos las claras y el limon en un bol y empezamos a batir. Debemos preocurar que el bol esté limpio de cualquier grasa, de lo contrario las claras no subirán.

2. Cuando las claras empiecen a espumar, vamos añadiendo el azúcar poco a poco. Yo suelo echarlo de cucharada en cucharada.

3. Seguimos batiendo hasta que las caras hayan montado y la Glasa tenga una buena consistencia.

Ya está lista! Para aclararla, voy añadiendo muy poco a poco zumo de limón, y para darle mayor consistencia un poco más de azúcar. Y a partir de aquí cada uno va tuneando su consistencia y su color.

Un saludo,

Tania

 

© 2012-2016 Tartania All Rights Reserved