Archive for Galletas

Cómo hacer Casita de Jengibre Paso a Paso

Ya llega de nuevo la Navidad. Hoy es festivo en España, y siempre aprovecho este puente para decorar la casa, aunque este año miedo me da poner el árbol con la bichilla dando vueltas por la casa y cogiendo todo lo que no debe!

Una de las decoraciones que he preparado para poner en casa es esta Casita de Jengibre. Aunque los panes de Jengibre llevan en Europa desde el siglo X, se cree que la “moda” de las Casitas de Jengibre no se instaló hasta finales del siglo XIX, cuando los hermanos Grimm publicaron su famoso “Hansel y Gretel”. Y hoy es toda una tradición navideña que formen parte de la decoración. En la ciudad de Bergen, en Noruega, todos los años construyen la mayor ciudad de Casitas de Jengibre. Pinchando aquí podeis echar un vistazo.

Me lo he pasado en grande haciéndola, así que he hecho un paso a paso para que disfruteis en este puente o en las vacaciones de Navidad que están por llegar para entreteneros un rato, especialmente si hay niños en la casa, ya que a ellos les suele encantar ayudar.

¿Qué necesitamos?

  • Galletas de Jengibre. Esta es la receta que yo utilizo.
  • Una plantilla. Yo he preparado unos cuantos que os podeis descargar aquí: Plantillas Gingerbread House, aunque en la web hay muchísimas.
  • Glasa. Yo he usado esta receta de Glasa con Polvo de Merengue. También tengo esta otra receta con Huevo, pero podeis usar la que más os guste.
  • Imaginación, paciencia y muchas ganas de pasarlo bien.

Hornear las galletas.

1. Imprimimos y recortamos la plantilla que hayamos elegido. Necesitamos dos paredes, dos frontales y dos tejados.

2. Enharinamos la mesa de trabajo y estiramos la masa que previamente hemos preparado y reposado en la nevera.

3. Colocamos los recortes encima. Con un cuchillo o una esteca recortamos las formas y con mucho cuidado las colocamos sobre la rejilla. Si quereis podeis recortar en la galleta puerta y ventanas, aunque yo he elegido no hacerlo.

4. Tras hornear, dejamos que las galletas enfríen completamente antes de decorar. Cuidado con moverlas antes ya que calientes se rompen con facilidad.

5. Si estuvieran muy deformadas, cosa que nos puede pasar por un amasado excesivo, siempre podemos recortar con un cuchillo de sierra con mucho cuidad para devolver la forma. Los pequeños desperfectos se disimularán con la Glasa.

Decorar la Casita de Jengibre.

Mucha gente decora la Casita de Jengibre una vez montada, pero yo prefiero decorar el grueso antes del montaje y ya luego sólo darle algún toque.

Por supuesto la decoración es totalmente personalizada, pero os voy a mostrar cómo la he decorado yo. Se puede usar glasa de colores, caramelos, lacasitos, practicamente cualquier cosa comestible. Yo he optado por una decoración bicolor usando glasa blanca y estos sprinkles de color azul.

1.Tejado

Empiezo decorando los tejados. En mi diseño es donde lleva el grueso de la Glasa, por lo que necesitará  más tiempo de secado y por eso empiezo por aquí.

Para simular las tejas nevadas he usado la técnica que veis en las fotos.

Empezamos poniendo una fila de pegotes de Glasa. En esta ocasión no he usado ninguna boquilla. Simplemente he recortado la punta de una manga pastelera. Yo las uso de usar y tirar, pero si las teneis de las duraderas, con el agujero de la manga es suficiente.

Con una pequeña espátula presionamos la Glasa y arrastramos hacia arriba en cada pegote.

Ponemos una segunda fila de Glasa intercalando con la anterior. Quiero decir que la Glasa no va en paralelo con la fila anterior, sino que lo colocamos entre dos “tejas”, como podemos apreciar en la foto.

Repetimos esta operación una y otra vez hasta llenar el tejado de tejas.

Es importante que los puntos de glasa no sean demasiado gruesos, ya que esto aumentaría mucho el peso del tejado y facilitaría la rotura de la galleta.

Una vez tenemos ambas partes del tejado decoradas, las dejamos secar y empezamos a decorar los frontales y las paredes de la Casita. Cuando hayamos terminado toda la demás decoración, el tejado seguramente esté ya seco.

2. Frontales.

Primero he colocado una estrella en la parte alta del frontal. Alrededor he hecho una corona con una boquilla de estrella y la he rociado con bolitas.

Como no había recortado la puerta de la galleta, la he marcado para no desviarme con la glasa. Aunque esto debería hacerse con un rotulador comestible, yo he usado un lápiz. También he marcado las decoraciones que le iba a hacer.

Con la misma boquilla de estrella que he usado para la corona, he marcado y rellenado la puerta. El borde de la puerta lo he resaltado con mas sprinkles.

Con una boquilla redonda (concretamente nº1) he marcado los ornamentos.

En la parte trasera de la casita he hecho lo mismo, pero en vez de puerta he colocado alguna estrella más.

3. Paredes.

Las paredes laterales las he dejado bastante sobrias. He marcado las ventanas con lápiz al igual que hice con la puerta. Seguidamente he marcado con glasa tal y como veis en las fotos.

Aunque en esta foto no se vea, para darle un poco de color he puesto los mismos Sprinkles que en la puerta en la parte baja de la ventana.

Montar la Casita de Jengibre.

Montaje Casita de Jengibre

1. Ponemos Glasa en la parte inferior del frontal y lo colocamos sobre el plato que vayamos a usar de soporte. Lo aguantamos unos segundos hasta que veamos que se sotiene solo. Cuanto más dura hayamos hecho la glasa, antes secará. Esta primera pieza será la más vulnerable ya que sólo se apoya sobre la parte inferior. Por eso mientras no le pongamos alguna pared, he colocado una cajita para que le haga de apoyo.

2. Cojemos una de las paredes y aplicamos Glasa en el lateral que vaya apoyado sobre el frontal y en la parte inferior. Lo colocamos en su sitio y repetimos como en el paso anterior: esperamos hasta que se mantenga antes de soltar. En este caso he esperado un poco más, pues al estar la pared inclinada es más fácil que se desplace. Repetimos la operación con la pared opuesta.

3. Ponemos Glasa en los extremos libres de las paredes (donde irá apoyada la pared trasera) y el la parte inferior de la pared trasera y la colocamos. Aguantamos unos segundos antes de soltar.

4. Una vez colocadas las cuatro paredes ponemos Glasa de refuerzo por la parte interior. Hacemos lo mismo por la parte exterior teniendo en cuenta que será visible y nos servirá para tapar las juntas. Por eso podemos aprovechar para aplicar la glasa de forma bonita: en forma de estrella o caracol.

5. Mientras vamos formando la chimenea igual pegando sus partes con Glasa.

6. Cuando esté seco podemos colocar el tejado. Para ello ponemos Glasa por todo el perímetro de la casa que estará en contacto con el tejado y colocamos primero un lado y luego el otro, aguantando unos segundos a que seque.

Ya tenemos nuestra Casa de Jengibre montada!

Decoraciones finales.

Una vez que nuestra casita está lista, ya podemos terminar de decorar si lo consideramos necesario. Yo he puesto Glasa y Sprinkles en la junta del tejado, he puesto nieve cubriendo la chimenea y cayendo de la casita y he decorado un poco el alrededor de la casa con nieve y un arbolito.

Y ya tenemos nuestra Casita de Jengibre lista! La verdad es que me he divertido muchísimo haciéndola y espero que vosotros también lo disfruteis! Si os animais, me gustaría ver alguna de vuestras casitas.

Un beso!

Tania

Galletas de Jengibre

Hola!

En esta entrada quiero compartir con vosotros la receta de galletas de jengibre que son tan típicas por las fechas navideñas y que gustan mucho en mi casa. ¿Quién no se ha comida alguna vez un hombre de jengibre?

El pan de jengibre fue traído a Europa en el siglo X por un monje armenio, concretamente a Francia. Desde allí se fue expandiendo por Europa y evolucionando en cada país. En el siglo XVII hornear jengibre estaba sólo permitido a los profesionales. Esta restricción se levantaba durante Navidad y Pascuas, fechas en que todos podían hornear. Se cree que por eso existe la tradición de los dulces de Jengibre por Navidad.  La variedad alemana es la que hoy conocemos como galletitas de jengibre. Hay multitud de recetas distintas, pero lo característico de estas galletitas es la utilización de especias, entre ellos por supuesto el jengibre, y de melaza o miel de caña.

Total, que vamos a ello ¿no? No os asusteis a primera vista, que parece mucho y no es para tanto, jejeje.

Ingredientes:

  • 125 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 150 gr. de miel de caña (también conocida como melaza, o sino, podeis ponerle miel, aunque la receta pierde mucho)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 400 gr.de harina
  • ½ cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de clavo (yo cojo media cucharadita de clavos enteros, y los pulverizo con el mortero)
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 175ºC.

2. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear.

3. Añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de batir.

4. Agregamos la vainilla y la miel de caña y seguimos batiendo hasta integrar.

5. Mezclamos todos los ingredientes secos en un bol y poco a poco lo vamos añadiendo a la mezcla hasta conseguir una masa homogénea.Si veis que queda muy pegajosa, añadimos poco a poco más harina.

*Yo lo voy haciendo todo con la batidora hasta que la masa se vuelve demasiado espesa y sigo amasando con las manos.

6. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y lo guardamos en la nevera al menos una hora.

7. Pasada el tiempo de nevera estiramos la masa y cortamos las formas que hayamos elegido, en mi caso un hombre de jengibre.

8. Horneamos las galletas unos 15-20 minutos, dependiendo del tamaño de las galletas.

¡Y ya está! Dejamos entibiar las galletas en la bandeja un buen rato, de lo contrario se romperán. Las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla y ¡ya estarán listas para comer o decorar!

¡Espero que os gusten!

Un beso,

Tania

 

Galletitas para Germán

Vuelvo nuevamente sin poner al día todos mis trabajos, pero quería haceros partícipe de mi envío de hoy.

Hace poco tiempo leí una petición de ayuda por internet. Germán es un niño que tiene algún tipo de lesión cerebral y para poder mejorar su calidad de vida sus padres y amigos están haciendo todo lo que está en sus manos para poder darle una mejoría a su condición. Pero como muchas cosas en esta vida cuesta tanto dinero, esta semana harán una especie de mercadillo solidario para poder recaudar fondos. Yo he intentado aportar mi granito de arena enviando 36 galletitas de chocolate que han salido hoy rumbo a Córdoba. Junto a las mías hay muchas galletas y productos artesanos más que se pondrán a la venta y que esperamos pueda ayudar a mejorar la calidad de vida de este angelito. Así que aquí os presento mi trabajo que con mucho cariño he llevado a cabo con la esperanza de poder facilitar un poquito las cosas a este angelito.

Un beso y feliz semana!!!

Tania

© 2012-2017 Tartania All Rights Reserved