Receta de Glasa con Polvo de Merengue

Existen infinidad de recetas de glasa. La glasa se usa para decorar pasteles, en especial para decorar galletas.

Esta receta es muy utilizada en países anglosajones, aunque dentro de España vamos más a lo casero: al de toda la vida con clara de huevo. Si bien yo suelo usar esta última, es cierto que hay mayor riesgo por el uso de huevo crudo. Por eso cuando la hago, utilizo claras de huevo pasteurizadas. También está en contra del polvo de merengue que no es tan fácil de encontrar y aún es bastante caro en este país. Una vez conseguido, lo cierto es que esta glasa se hace mucho más rápido que con clara.

Vamos a ello.

Ingredientes:

  • 450 gr. de azúcar glass
  • 30 gr. de polvo de merengue
  • Una cucharadita de esencia si se desea
  • ± 6 cucharadas soperas de agua

Elaboración:

1. Mezclamos los ingredientes secos en el bol de la batidora los ingredientes secos.

2. Añadimos la esencia (si la usamos) y 4 cucharadas de agua.

3. Batimos, hasta que todo esté integrado y un poquito más.

4. Vamos añadiedo más cucharadas de agua dependiendo de la consistencia que queramos obtener. A menos líquido, más dura nos quedará la glasa.

Y ya tenemos nuestra glasa lista. Se puede usar tal cual, o se puede teñir del color que queramos.

Yo en el caso de la foto la he dejado bastante consistente y blanco porque la he usado para mi casita de jengibre!

Un saludo,

Tania

Hola, he vuelto!

Buenasss!!

Qué tal estais todos? He estado ausente casi un año: justo en diciembre del año asado fue mi última entrada en este blog. Muchos ya conocéis que el motivo ha sido uno de mis mejores bollitos: mi hija. Ya hoy cumple 9 meses. ¡Cómo pasa el tiempo! Y bueno, es la que me ha mantenido ocupada.

Pero os he echado mucho de menos! No he dejado de hacer cositas, aunque más tranquilamente y ya necesitaba volver a compartir con vosotros, así que aquí estoy! Ya estoy haciendo algunos paso a paso y en breve empezaré a colgarlos.

Enfin, que ya he vuelto a casa!!! Nos vemos por aquí!

Besos,

Tania

Galletas de Jengibre

Hola!

En esta entrada quiero compartir con vosotros la receta de galletas de jengibre que son tan típicas por las fechas navideñas y que gustan mucho en mi casa. ¿Quién no se ha comida alguna vez un hombre de jengibre?

El pan de jengibre fue traído a Europa en el siglo X por un monje armenio, concretamente a Francia. Desde allí se fue expandiendo por Europa y evolucionando en cada país. En el siglo XVII hornear jengibre estaba sólo permitido a los profesionales. Esta restricción se levantaba durante Navidad y Pascuas, fechas en que todos podían hornear. Se cree que por eso existe la tradición de los dulces de Jengibre por Navidad.  La variedad alemana es la que hoy conocemos como galletitas de jengibre. Hay multitud de recetas distintas, pero lo característico de estas galletitas es la utilización de especias, entre ellos por supuesto el jengibre, y de melaza o miel de caña.

Total, que vamos a ello ¿no? No os asusteis a primera vista, que parece mucho y no es para tanto, jejeje.

Ingredientes:

  • 125 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 150 gr. de miel de caña (también conocida como melaza, o sino, podeis ponerle miel, aunque la receta pierde mucho)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 400 gr.de harina
  • ½ cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de clavo (yo cojo media cucharadita de clavos enteros, y los pulverizo con el mortero)
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 175ºC.

2. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear.

3. Añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de batir.

4. Agregamos la vainilla y la miel de caña y seguimos batiendo hasta integrar.

5. Mezclamos todos los ingredientes secos en un bol y poco a poco lo vamos añadiendo a la mezcla hasta conseguir una masa homogénea.Si veis que queda muy pegajosa, añadimos poco a poco más harina.

*Yo lo voy haciendo todo con la batidora hasta que la masa se vuelve demasiado espesa y sigo amasando con las manos.

6. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y lo guardamos en la nevera al menos una hora.

7. Pasada el tiempo de nevera estiramos la masa y cortamos las formas que hayamos elegido, en mi caso un hombre de jengibre.

8. Horneamos las galletas unos 15-20 minutos, dependiendo del tamaño de las galletas.

¡Y ya está! Dejamos entibiar las galletas en la bandeja un buen rato, de lo contrario se romperán. Las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla y ¡ya estarán listas para comer o decorar!

¡Espero que os gusten!

Un beso,

Tania

 

© 2012-2017 Tartania All Rights Reserved