Roscos de Semana Santa

Pues seguimos un poco con recetas de mi biografía!! Os voy a soltar un rollo bastante grande, así que si quereis, podeis bajar directamente a la receta. Jejejeje.

¿Habeis visto que playa tan bonita? Es la playa de Sancti Petri, una de las playas tan bonitas con las que cuenta Chiclana. Esta es una playa muy natural. Personalmente no me gusta bañarme en esta playa, ya que sus dos kilómetros están llenos de rocas (en primer plano se pueden ver las piscinas que se forman en los huecos de las rocas), pero es muy divertido para llevar a los niños a coger cangrejos. Además cuenta con uno de los atardeceres más bonitos. La foto está tomada desde uno de los 7 “Puntos Mágicos” que hay en Chiclana y desde allí en los equinoccios de primavera y de otoño puede verse cómo el sol se esconde justo detrás del Castillo de Sancti Petri (que se puede ver al fondo de la foto), en la isleta de Sancti Petri, al atardecer. Por esta razón los fenicios escogieron esta isleta, hace 3000 años, para construir El Templo de Hércules para rendir tributo al Dios del mismo nombre. Cuenta la leyenda que los restos del mismísimo Hércules fueron enterrados bajo el templo. Con el paso del tiempo, el Templo se fue deteriorando y sobre sus ruinas se construyó el actual Castillo de Sancti Petri con el fin de proteger la zona de la invasión de los piratas y más tarde de las tropas enemigas.

Enfin. Todo esto para decir que yo soy de Chiclana, una ciudad trimilenaria con aires de pueblo que pertenece a la Bahía de Cádiz, y está a escasos 25 kilómetros de esta ciudad. Muchos lo conoceréis, pues en los últimos 15 años se ha convertido en una zona turística (en verano se triplica la población), donde disfrutar de los aproximadamente 10 km de playa con bandera azul, su gastronomía, sus vinos…, pero para mí es mi hogar.

Así que aprovechando que estamos en Semana Santa me acuerdo de los roscos típicos de Chiclana (y los alrededores), y como no puedo ir un momentín a comprarlos como solía hacer, me ha tocado hacerlos en casa. Me gustaría dedicar esta receta especialmente a mi amiga Mari Fe de Mistartinas, que yo sé que le gustan las recetas tradicionales y le va a encantar el olor de estos rosquitos! Es fácil, aunque hace falta estar preparada para sudar y hacer brazos o tener un buen maromo al lado que nos haga el trabajo duro!!! Jejejeje.

Ingredientes:

  • 250 gr. de aceite de oliva
  • 1 cucharada de matalauva
  • 1 cucharadita de clavo
  • 1 kg. de harina
  • 500 gr. de azúcar
  • 200 gr. de almendra molida
  • Ralladura de un limón
  • 1 cucharada de canela
  • 1 sobre de levadura
  • 4 huevos
  • 1 copita de moscatel

Elaboración:

1. Primero calentamos el aceite y freimos en él la matalauva y el clavo. Lo apartamos y dejamos que se enfríe. Cuando ya esté frío lo colamos.

2. En un bol donde quepa toda esta cantidad, echamos todos los ingredientes secos mezclados y hacemos un volcan.

3. En el crater echamos los huevos, el aceite y media copa de moscatel. Empezamos con un cucharón integrando los ingredientes secos al centro del volcan.

Cuando ya nos resulte imposible seguir nos tocará meter las manos y empezar con el ejercicio. Amasamos hasta que podamos formar una bola con la masa. Mi bol se me queda un poco pequeño así que en este momento lo vuelco todo a la mesa de trabajo. Al principio te desesperarás porque todo se desmenuza y parece que no hay forma (con el trabajito que nos está costando, jejeje) y quedará algo parecido a esto:

Si no hay manera de formar la bola, vamos añadiendo chorritos del moscatel poco a poco hasta que ya podamos formar la bola.

Yo el moscatel que uso es también típico de mi tierra. La compro en las bodegas Sanatorio de Chiclana, las misma bodegas donde mis amigos y yo nos hartábamos de moscatel, en vez de pasar frío en la calle haciendo botellón, durante nuestros años mozos. Jajaja. Yo en vez de usar una copa, para esta receta uso dos, porque me lo voy bebiendo mientras amaso. ¡¡¡Y está buenísimo!!!

Total, que poniendo poco a poco más moscatel, solucionamos el problema de la masa y después de darle una buena paliza podremos formar la bola parecida a esta:

4. Ahora nos toca ir formando los roscos. Vamos cogiendo porciones y dándoles forma. Este trabajo es muy parecido al manejo del fondant: cuanto más amasemos, más uniforme y maleable será la masa. Podemos darles la forma que queramos, aunque lo típico es hacerlos en aros y en lazos:

5. Lo horneamos a 200ºC (como siempre ya habremos precalentado el horno) hasta que doren. Más o menos suelen estar en unos 15 minutos. Hay que tener cuidado de no pasarse, ya que ya de por sí estos roscos son duritos.

6. Y ya están listos para disfrutar. Me encantan estos roscos porque son una mezcla entre un pan dulce y una galletita.

Espero que os gusten estos típicos Roscos de Semana Santa, y gracias por leer esta entrada!!

Besos,

Tania

8 comments

  1. victoria dice:

    waooooooooooo que pinta tienen, riquisimos, seguro, besitos tania.

  2. Mari Fé dice:

    Bueno amiga, qué decirte!!, tienes un blog y una página que es un deleite entrar en ella. Aquí uno hace turismo, aprende historia, a veces idiomas y además gastronomía. Vamos una pasada!!! Y por supuesto si encima te dedican la receta como a mi, pues que te emocionas!! chica me das siempre en el clavo estos roscos huelen desde aquí, ese aroma a hogar, a infancia y con almendra molida!!! ummm… hay que probarlos. Como sigas poniendo recetas mi operación biquini va a ser comprar dos tallas más, jjajaj
    Muchísimos besos y sigue así!!! gracias por todo, muack!

    • Tania dice:

      Muchas gracias a tí guapa!!! Yo también estoy planeando ponerme con la operación biquini, pero con este hobby no hay manera. Jajajaja. Bueno, también hay que disfrutar, ¿no? Un besazo muy gordo!!!

  3. Cookies para todos dice:

    Ummm que buenooosss!! Tanía ya me puedes llevar unos pocos a Expotarta!!! ummm que si los hago yo me los como todosssssssss!!! Bsss

    • Tania dice:

      Jajajaja. Bueno, me lo apunto en la agenda para que no se me olvide!! Te llevo unos cuantos a ver qué te parecen. Ya nos queda menosss!! Un beso guapa!

  4. dharma dice:

    Tania que post tan fantastico y la receta una delicia. Creo que yo ya voy por la operacion Trikini, para cubrir las zonas cupcakianas.
    Esa zona de España tiene para mi mucho significado, pero aunque parezca mentira, a pesar de conocer medio mundo, la zona de Cadiz no la conozco y mi adosado, no quiere ir nunca para el sur. Haber si le lio algun dia.
    Nunca imagine que fueras gaditana. Te envio un millon de besos hasta que te los pueda dar personalmente en breve.
    Por cierto que ya no podemos hacer mini cupcakes. ¿Que opinas?

    • Tania dice:

      Muchas gracias Pilar por pasarte por aquí!!! Jajajaja. ¿Has visto como la apariencia a veces engaña? Jejeje. Pero es normal, tengo mucha mezcla, y poca pinta de gaditana!! La verdad es que es una lástima que no hayas bajado aún, pues es una zona preciosa!! A ver si tienes suerte y tu adosado se deja arrastrar!!

      La operación bikini mejor la dejamos para el año que viene, pero bueno, que tú con el tipazo que tienes no te puedes quejar guapa!!

      En cuanto a los cupcakes, sí, lo he visto. Me parece una putada, pues de nuevo les tocará comerse todo el trabajo duro a las dos de siempre. Enfin, a ver cuando cambia el panorama.

      Un besazo muy gordo guapa!!! Nos veremos en breve!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© 2012-2019 Tartania All Rights Reserved