Tag Archive for Receta

Roscón de Reyes y Feliz Año Nuevo!

Roscon1

Antes que nada quería desearos un Feliz Año Nuevo. Espero que hayais salido del viejo año de la mejor manera y os deseo un nuevo año lleno de deseos y prosperidad.

Así que ya hemos estrenado 2014. Se acerca el día de Reyes, y con ello la deliciosa tradición de comer Roscón de Reyes. Yo llevo varios años haciéndolos caseros y no lo cambio por nada. Dije por el facebook que hace dos días colgaría la Receta, pero entre una cosa y otra, al final me he retrasado, otra vez. Pero aquí la teneis. Como se puede leer por ahí, un roscón comprado no es ni de lejos la mitad de bueno que los que podamos hacer en casa. Además nos da la oportunidad de personalizarlo y quitar aquello que no nos gusta o añadir lo que sí. Aún teneis unos días para practicar, aunque si seguís el paso a paso, seguro que os sale a la primera!

Metamos las Manos en la Masa. No es difícil disfrutar de un Roscón Casero, pero si un poco entretenido, así que paciencia.

Ingredientes:

Masa madre

  • 70 gr. de leche
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 130 gr. de harina de fuerza

Masa

  • 120 gr. de azúcar
  • Ralladura de un limón y una naranja
  • 60 gr. de leche
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 550 gr. de harina
  • Una pizca de sal
  • 1 taponcito de aroma de azahar
  • Zumo de media naranja
  • 2 cucharadas de ron añejo
  • 2 huevos grandes y 1 yema
  • 80 gr. de mantequilla

Decoración

  • Un huevo batido
  • Azúcar
  • Almedras

Elaboración:

Masa Madre

1. Calentamos la leche para que quede tibia y deshacemos en ella la levadura.

2. Mezclamos la harina con el azúcar y le añadimos la leche con la levadura. Amasamos bien hasta integrar todo y formamos una bola.

3. Metemos la bola en un bol con agua templada. Cuando flote, estará lista para usar. Esto suele tardar unos 15 o 20 minutos.

Masa

1. Ponemos las ralladuras en el azúcar y lo dejamos hasta que lo utilicemos.

RosconAzucar

2. Entibiamos la leche y disolvemos la levadudra fresca en ella.

3. En un bol echamos 500 gr. de harina. Hacemos un volcán en el centro y poco a poco vamos añadiendo el resto de ingredientes: el azúcar con las ralladuras, la leche con levadura, el zumo, el ron, el aroma de azahar, la sal, los huevos ligeramente batidos y por supuesto la masa madre, amasando de fuera hacia dentro.

5. Por último añadimos la mantequilla a punto de pomada. Para ello lo metemos unos 12 segundos en el microondas. Lo justo para ablandar la mantequilla pero sin derretirla. Cuando sacamos, removemos con un tenedor hasta dejarlo en el punto.

RoconMantequilla

6. Amasamos todo con fuerza (siempre de fuera a dentro) hasta que quede una masa que podamos volcar sobre la mesa que iremos espolvoreando con los restantes 50 gr. de harina que nos habían quedado.

7. Sobre la mesa seguimos amasando con fuerza hasta que notemos que la masa va adquiriendo elasticidad. Si vemos que la masa está muy blanda, añadimos un pelín más de harina poco a poco, aunque hay que tener en cuenta que esta es una masa pegajosilla, pero que no se pega. No sé si me explico jejejeje.

8. Esta masa la metemos en un bol que previamete hemos huntado con mantequilla o aceite de girasol y la tapamos con un papel film o con un paño húmedo para que fermente hasta que duplique o triplique su tamaño. La rapidez del levado depende en gran medida de la temperatura ambiente. A mí me suele tardar unas dos horas. Mi casa está a 21º y lo dejo levar cerca de un radiador.

RosconLevado

9. Una vez haya aumentado su tamaño, lo sacamos del bol y amasamos brevemente. No hay que pasarse, lo justo para desgasar.

10. Dividimos la masa en dos bolas (o tres, o ninguna, depende del tamaño del roscón que queramos) y dejamos reposar unos minutos. Pasado este tiempo introducimos los dedos en el centro de la bola y vamos dando forma de Roscón. Hay que hacer el agujero bien grande.

11. Colocamos el Roscón de Reyes en la bandeja del horno. Si vamos a poner sorpresa, este es el momento de esconderlo en el Roscón introduciéndolo en la masa por abajo. Nuevamente dejamos que fermente hasta doblar su tamaño. Suele tardar una o dos horas más.

Decoración.

1. Una vez hecha la segunda fermentación, pintamos el Roscón con el huevo batido. Esta operación es delicada y hay que hacerlo con cuidado pues si pinchamos el Roscón o hacemos algún movimiento demasiado brusco podemos provocar una fuga de gas en el rosco y se nos desinflaría. Yo por eso uso una brocha de silicona. Es practicamente imposible pinchar con ello.

2. Humedecemos el azúcar con unas gotitas de agua y lo ponemos sobre el roscón a pegotones. Yo como no uso fruta escarchada suelo poner el azúcar de colores para darle una nota de color al Roscón.

3. Espolvoreamos con las almedras por encima.

Precalentamos el horno a 200ºC unos 10 minutos. Bajamos a 180º y metemos el Roscón durante 20 minutos.

Ya solo queda dejarlo enfriar, rellenarlo si se quiere y zampárselo. Cuidadín que es adictivo eh. En el rato que llevo escribiendo esta entrada me he comido medio Roscón con nata yo solita, jejejeje.

RosconR

 

*NOTAS:

  • Con estas cantidades salen dos Roscones de unos 650 gramos. Para rellenar con nata uso un brick de medio litro para cada Roscón.
  • Estos Roscones al ser casero y no llevar ningún conservante hay que comerlo cuanto antes. Aún así, se mantiene bueno al menos dos días, y si lo rellenamos aún más. Yo prefiero hacerlo para comerlo recién hecho, pero aún así, está bueno por lo menos para dos días. Yo lo conservo envuelto muy bien en papel film fuera de la nevera. Si va relleno, lo hago a última hora para evitar la nevera.
  • Se puede hacer la receta de una vez, sin usar masa madre (añadimos los ingredientes con el resto de la masa general), pero la masa madre le aporta sabor y textura al Roscón Final.
  • La harina tiene que ser de fuerza. No vale harina normal o de repostería.
  • La levadura tiene que ser fresca o en polvo pero de panadería. Si usais ésta última, la equivalencia es un tercio de las cantidades indicadas. La típica en polvo que usamos para los bizochoc no sirven.
  • La levadura cuando mejor funciona es con temperaturas entre los 20 y los 40º. Por debajo, su función se ralentiza y por encima de los 50º muere. Por eso hay que tener cuidado con la temperatura de la leche cuando disolvemos la levadura y es mejor trabajar en un ambiente calentito.
  • No hay que pasarse añadiendo harina, ni con el horneado. Esto hará que nos queden unos Roscones más duros.
  • Yo le pongo poco o nada aroma de azahar ya que en casa no gusta, pero podeis ponerlo al gusto. También son prescindibles el ron y el zumo de naranja, aunque para mí son fundamentales.

Espero que os animeis y me conteis!

Besos,

Tania

Galletas de Jengibre

Hola!

En esta entrada quiero compartir con vosotros la receta de galletas de jengibre que son tan típicas por las fechas navideñas y que gustan mucho en mi casa. ¿Quién no se ha comida alguna vez un hombre de jengibre?

El pan de jengibre fue traído a Europa en el siglo X por un monje armenio, concretamente a Francia. Desde allí se fue expandiendo por Europa y evolucionando en cada país. En el siglo XVII hornear jengibre estaba sólo permitido a los profesionales. Esta restricción se levantaba durante Navidad y Pascuas, fechas en que todos podían hornear. Se cree que por eso existe la tradición de los dulces de Jengibre por Navidad.  La variedad alemana es la que hoy conocemos como galletitas de jengibre. Hay multitud de recetas distintas, pero lo característico de estas galletitas es la utilización de especias, entre ellos por supuesto el jengibre, y de melaza o miel de caña.

Total, que vamos a ello ¿no? No os asusteis a primera vista, que parece mucho y no es para tanto, jejeje.

Ingredientes:

  • 125 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 150 gr. de miel de caña (también conocida como melaza, o sino, podeis ponerle miel, aunque la receta pierde mucho)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 400 gr.de harina
  • ½ cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de clavo (yo cojo media cucharadita de clavos enteros, y los pulverizo con el mortero)
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 175ºC.

2. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear.

3. Añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de batir.

4. Agregamos la vainilla y la miel de caña y seguimos batiendo hasta integrar.

5. Mezclamos todos los ingredientes secos en un bol y poco a poco lo vamos añadiendo a la mezcla hasta conseguir una masa homogénea.Si veis que queda muy pegajosa, añadimos poco a poco más harina.

*Yo lo voy haciendo todo con la batidora hasta que la masa se vuelve demasiado espesa y sigo amasando con las manos.

6. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y lo guardamos en la nevera al menos una hora.

7. Pasada el tiempo de nevera estiramos la masa y cortamos las formas que hayamos elegido, en mi caso un hombre de jengibre.

8. Horneamos las galletas unos 15-20 minutos, dependiendo del tamaño de las galletas.

¡Y ya está! Dejamos entibiar las galletas en la bandeja un buen rato, de lo contrario se romperán. Las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla y ¡ya estarán listas para comer o decorar!

¡Espero que os gusten!

Un beso,

Tania

 

Bizcocho de Calabaza

Hola!!!

Llevaba varias semanas queriendo compartir esta receta con vosotros, que también hace mucho que no comparto ninguna.

Esta vez traigo una receta para un Bizcocho de Calabaza. La propia calabaza y las especias que lleva hace que con este tiempo frío que nos viene encima sea muy apetecible. Además está riquísima y es una forma para que nuestros peques coman calabaza sin que protesten. ¡¡A mi niño le encanta!!

Así que aquí está:

¿A que tiene buena pinta? Pues además es fácil de hacer. Pongámonos manos a la obra:

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de aceite
  • 4 huevos
  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de jenjibre
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 taza de puré de calabaza

Elaboración:

1. Batimos el azúcar, el aceite y los huevos.

2. Mezclamos todos los ingredientes secos en un bol y los añadimos poco a poco.

3. Por último echamos el puré de calabaza y batimos hasta integrarlo.

¡Ya está!

Habremos precalentado el horno como siempre y horneamos el bizcocho a 175º durante unos 40 minutos.

Se puede combinar como quieras. Yo en esta ocasión la rellené y cubrí de una Crema de Queso que le va fenomenal!

Ya me contaréis qué os ha parecido si algún día lo probais!!!

Besos,

Tania

 

© 2012-2017 Tartania All Rights Reserved